Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de natalidad se ha reducido en más de un 12 por ciento desde el año 2008. El pasado año nacieron 453.637 niños, una cifra que sitúa a 2012 como el cuarto año de descensos consecutivos en el número de nacimientos. Los datos, presentados ayer durante la Jornada Demografía y Fertilidad: El reto de ser padres hoy, organizada por la Fundación Salud 2000, revelan, además, un retraso en la edad media de maternidad, que subió hasta los 31,6 años, y una reducción en el número medio de hijos por mujer, un 1,32 hijos.

niñosEspaña se sitúa como uno de los países europeos en los que más tarde se produce el primer embarazo y donde el problema de la infertilidad es cada vez más importante. Rafael Puyol, catedrático de Geografía e Historia y experto en Demografía, reconoció que “el retraso en la edad de la maternidad está provocando un aumento considerable en el número de mujeres con problemas de infertilidad debido a que sus condiciones biológicas pierden su calidad”. En este contexto, Victoria Vermú, coordinadora de Ginecología de Ginefiv, confirmó la existencia de técnicas alternativas al problema: “Cada vez hay más mujeres que deciden utilizar técnicas biomédicas, como la inseminación artificial, la fecundación in vitro o la donación de embriones, para tratar la infertilidad. Al año, un 3 por ciento de los nacimientos se deben a técnicas de reproducción asistida”.

Paciente oncológica

Ana Cobo, directora del Laboratorio de Criopreservación del IVIde Valencia, reconoció que “aproximadamente el 80 por ciento de las pacientes que se enfrentan a un cáncer pierden su fertilidad por el tratamiento al que se enfrentan”.

En estos casos, es necesario ofrecer una información completa y detallada al paciente para garantizar que, una vez superada la enfermedad y a pesar de su posible infertilidad, podrán tener un hijo. “A partir de los 35 años, la reserva ovárica de las mujeres disminuye; por ello será necesario someterse a técnicas como la congelación lenta de óvulos o la vitrificación para conseguir una gestación”, afirmó.

“Un embarazo tras un cáncer no compromete la salud de la paciente y no implica una recaída en su enfermedad”, añadió Miguel Martín, jefe de Oncología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid.

“Un 57 por ciento de los pacientes con cáncer en edad fértil han mostrado su preocupación por su fertilidad; por este motivo, los médicos deben recibir una mejor formación que garantice una información completa dirigida al paciente”, concluyó.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la Salud

Fuente: diariomedico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies