Cuando hay infección constante de vías urinarias podría tratarse de una cistitis crónica. Para curarla, buenos hábitos alimenticios y limpieza.

Hay dos tipos de cistitis: la infecciosa y la no infecciosa. Se trata de una enfermedad que afecta las vías urinarias y provoca dolor o ardor, ganas repetidas de ir al baño, color turbio y olor fuerte de la orina. Lo ideal es acudir al médico para que realice análisis y determine la causa, pero también puede darse el caso de cistitis crónica debido a mala alimentación y poca higiene.

Remedios para los problemas de vejiga

Si ya tienes molestias lo mejor es, ante todo, cuidar la zona genital, es decir, utilizar prendas íntimas de algodón, no lavarse con jabón sino sólo con agua, cambiar continuamente las toallas sanitarias si es mujer y evitar el uso de químicos como lubricantes o cremas que puedan irritar. El área es muy sensible y como no se sabe si el motivo de la cistitis es una infección o no, lo mejor son las prácticas de higiene para que no se propaguen las bacterias.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludEn las farmacias hay cremas que ayudan a aliviar las molestias mientras se alivia la cistitis crónica. Es una solución externa, pero para mejorar la circulación de la orina y, por lo tanto, de los microorganismos contenidos en ella, es necesario beber dos litros de agua natural al día, complementándolo con frutos o jugos antioxidantes. Podría parecer obvio, pero mientras tengas lo síntomas no te quedes con ganas de orinar. La cistitis crónica es difícil de curar si constantemente se dejan bacterias en vías urinarias.

Es mejor prevenir que no orinar

Una vez superado un cuadro de cistitis crónica, lo mejor es cambiar los hábitos de vida para mantener un sistema urinario sano. La naturaleza brinda muchas alternativas para desechar lo que el cuerpo ya no necesita, como el pepino, los espárragos, y especialmente la sandía, que pueden consumirse naturales o en agua por lo menos una vez al día.

Si ya estás cansado de sufrir molestias en la vejiga, fíjate en tu comida. El exceso de sal, picante, café, carne ahumada y bebidas industrializadas, acompañados por tabaco y alcohol son un fuerte factor de riesgo, sobre todo si eres mujer, estás embarazada o en periodo de menopausia.

Las complicaciones derivadas de no atender una cistitis crónica, sea o no bacteriana, son ulceraciones, estrechamiento de la uretra y, por lo tanto, disminución en la capacidad de retener orina, y, lo más grave, cáncer. Cuida tu salud y atiende cualquier molestia de inmediato para reducir riesgos.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies