Fuertes dolores en las articulaciones son los principales síntomas de la artritis, una enfermedad que suele afectar a personas de edad avanzada y que puede ser tratada con éxito por medio de la homeopatía.

A medida que vamos cumpliendo años, nuestros huesos y nuestras articulaciones se resienten. Es común que se pierda densidad ósea y que aparezca la temida artritis, producida por el desgaste del cartílago y que conlleva dolor, inflamación y limitación de movimientos.

La homeopatía, una gran ayuda

Como enfermedad crónica que es, la artritis conlleva una pérdida de calidad de vida importante. Es fundamental observar cómo reacciona nuestro cuerpo ante determinados estímulos como el movimiento, el frío o el calor y acudir a un especialista para que nos aconseje qué productos homeopáticos son los más adecuados para nuestro caso particular.

-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludAún así, no está de más conocer las propiedades de determinadas modalidades que nos ayudarán a paliar alguno de estos síntomas. Por ejemplo, si el dolor y la rigidez existentes disminuyen con el movimiento, el Rhus Toxicodendron será el más indicado, mientras que si lo que nos sucede es todo lo contrario, que el dolor se agudiza con cualquier movimiento, deberemos optar por la Bryonia, otro producto que ayuda a curar numerosas dolencias.

Una solución para cada tipo de artritis

No todos los enfermos son iguales y, por supuesto, no todas las enfermedades artríticas cursan con los mismos síntomas. Por eso, hay que considerar también cómo se desarrolla la enfermedad y qué factores externos influyen en la misma a la hora de tratarla con homeopatía.

 Si nos vemos muy influenciados por los cambios atmosféricos o los ambientes húmedos, la Dulcamara y el Rhododendron contribuirán a mitigar el dolor. Cuando las molestias aparecen de forma repentina, la Belladona y el Aconitum serán los tratamientos más indicados, mientras que si empeoran con el calor deberemos utilizar Lac Canicum.

La intensidad del dolor y la fase en la que se encuentra la artritis también son factores a tener muy en cuenta. Para dolores de intensidad media, se suele recomendar el uso de Ferrum Phosphóricum, hasta que magnitud del mismo se ve incrementada, momento en el que la utilización del Mercurius Solibilis será la que más nos favorezca.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies