Las temporadas más frías del año son las que presentan con mayor frecuencia casos de bronquitis en los niños, por tal es necesario tomar las medidas necesarias para prevenir complicaciones futuras.

La bronquitis es una de las enfermedades más frecuentes que sufre el aparato respiratorio, cuya infección produce la inflamación de las vías aéreas que se conectan a los pulmones causando un aumento en la mucosidad que dificulta la respiración. Los niños son los más susceptibles a sufrir estas infecciones, siendo necesario tomar medidas que prevengan complicaciones, pues incluso podrían causar la muerte.

Causas y síntomas

La bronquitis es una enfermedad producida por una variedad de virus que se propaga fácilmente con el simple contacto o inclusive al estar cerca de alguien que la padece en un espacio cerrado. El virus más frecuente que causa la bronquitis es el denominado Virus Respiratorio Sincitial, siendo los niños menores de 5 años los más propensos a adquirir esta enfermedad.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludDependiendo de la gravedad de la enfermedad puede presentarse como bronquitis aguda, que es la más común y de corta duración, afectando inicialmente a la nariz, extendiéndose por la garganta hasta llegar a los pulmones. Los síntomas son acompañados de fiebre, tos y dificultad al respirar produciendo un silbido al expulsar el aire de los pulmones.

La bronquitis crónica es la que se extiende por un periodo de dos a tres meses, con abundante tos y mucosidad excesiva, lo que causa una mayor dificultad al respirar, siendo necesario en algunos casos el uso de oxígeno suplementario. Generalmente se agrava cuando se expone a sustancias irritantes en el aire, como puede ser el humo del cigarrillo.

Prevención

La prevención de la bronquitis es simple, se debe mantener un aseo constante de las manos de los niños después de juegar, incluso se debe lavar sus propios juguetes, así se evitará adquirir virus y bacterias causantes de infecciones respiratorias. Al presentarse esta enfermedad con mayor frecuencia en invierno, se debe mantener al niño bien abrigado y evitar el cambio brusco de temperatura.

Esta enfermedad también se produce por el virus de la influenza, por tal se podrá prevenir en gran medida al vacunarlo contra la influenza. Es necesario también evitar las aglomeraciones de gente cuando no hay una ventilación adecuada como los cines o almacenes, se debe mantener alejado al niño del humo del tabaco o los gases que produce la calefacción.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies