La ansiedad es una afección de carácter psíquico y emocional muy común en la actualidad y la homeopatía puede aportar un tipo de solución más natural que la medicina alopática.

La homeopatía es un tipo de terapia basada en el principio de que lo “semejante cura a lo semejante”. Así, si el principio activo de una planta causa ansiedad, también servirá para tratarla. La medicación se consigue diluyendo progresivamente partes cada vez más pequeñas en el agua. El proceso de dilución se lleva hasta su punto óptimo, dependiendo de cada paciente y dolencia.

La homeopatía como medicina alternativa para tratar la ansiedad

El desasosiego o la inquietud puede tener un origen fisiológico o bien una causa psíquica. Como la persona es un todo, será preciso tratarla médicamente como un todo y restablecer su equilibrio vital de un modo completo. Este es el principio de la medicina holística, que también la homeopatía tiene en cuenta.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludEs por este motivo que el homeópata suele autodefinirse como un médico de la salud completa o total. Su modo de actuar consiste en averiguar primero qué es lo que le pasa al paciente, lo más exactamente posible, para poder prescribir el tratamiento más adecuado y acorde con su padecimiento.

La ansiedad vista desde el punto de vista del homeópata

Una vez que el terapeuta haya identificado la raíz del problema que aqueja al paciente ansioso, prescribirá un tratamiento acorde con el mismo. Existen en la actualidad varias terapias asociadas con la homeopatía para tratar la ansiedad, buscando fortalecer el fondo psicológico y vital del individuo, en toda su amplitud.

En ocasiones se trata de buscar aquellos oligoelementos deficitarios en el organismo, otras veces se procura hallar el equilibrio emocional y se utilizan flores de Bach, basadas en principios activos de las flores previamente maceradas y envasadas en oscuro. Y por último, el tratamiento tradicional homeopático consistente en hierbas determinadas que son diluidas en determinadas proporciones.

Las más corrientes son chamomilla, nux vómica, calcárea carbonica, digitalis, aconitum, arsenicum album. Todas ellas proporcionan un camino alternativo a los fármacos tradicionales para tratar o al menos aliviar la ansiedad, con la ventaja añadida de que sus dosis prácticamente no pueden tener efectos secundarios homologables a los de los ansolíticos comunes.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies