La estimulación mediante el trabajo de la psicomotricidad es de vital importancia para la formación y el correcto desarrollo de nuestros hijos.

Desde ya hace unos años, la psicomotricidad viene ocupando un lugar muy importante en la educación infantil y así lo demuestran cada vez más guarderías y colegios. Está estudiado que es en las primeras etapas de la vida dónde existe una gran relación de dependencia entre la psicomotricidad y el desarrollo psicomotor, intelectual y afectivo.

El sentido de la psicomotricidad

La palabra psicomotricidad viene de la división de las palabras “Psique” y “Motriz”. Su significado vendría a significar “el movimiento de la mente”. Esta denominación se refiere a la actuación del SNC, o sistema nervioso central, para generar en el cuerpo humano una respuesta inmediata respecto a ciertos estímulos. Los ejercicios que propone la psicomotricidad pretenden transformar ciertos estímulos cotidianos en movimientos instintivo que el cuerpo repetirá por medio de patrones motores, mejorando progresivamente los valores de espacio, velocidad o tiempo.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludEn otras palabras y para hacerlo más sencillo, lo que se pretende es que en la manera de actuar del niño se articulen ciertas posibilidades de comunicación que de manera más espontáneo no tendrían una respuesta tan eficiente.

Según el psicoanalista Piaget, la inteligencia se forma a partir de la actividad motora de los niños y principalmente en sus primeros años de vida (hasta los 7 años aproximadamente). En esta fase la educación del infante es básicamente psicomotriz. El estudio psicomotriz se centra pues en todo aquel conocimiento y aprendizaje derivado de la acción del niño sobre el medio, el entorno y las experiencias que aprende a través de su acción y movimiento.

Por medio de la práctica de la psicomotricidad se estimulan y se reeducan los movimientos de los niños. La estimulación psicomotriz educacional va dirigida a individuos a través de un trabajo orientado a la actividad motora, centrándose básicamente en ejercicios lúdicos.

La psicomotricidad en los infantes

El trabajo psicomotor en menores no es sencillo y requiere mucha atención y cuidados. Es un trabajo basado en el juego, que busca que los niños puedan descubrir y expresar sus capacidades personales a través de las acciones creativas y de las expresiones de las emociones, mientras desarrollan su capacidad de respuesta ante estímulos externos. El trabajo de la psicomotricidad va a ser siempre un juego para ellos. Deberán correr, caminar entre aros, jugar con pelotas, lanzar y recoger objetos, etcétera.

Son muchos los beneficios que aporta la psicomotricidad al mundo de la educación. Esta disciplina otorga conciencia del propio cuerpo, proporciona dominio sobre el equilibrio y la coordinación, mejora la respiración y acelera la capacidad de orientación espacial. Además mejora la creatividad, el sentido del ritmo, la potenciación de la memoria y la discriminación de colores y formas.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies