Los nuevos fármacos en investigación contra patologías hepáticas causadas por hepatitis C revertirán la enfermedad “de forma notable”, según ha asegurado este viernes el jefe de servicio de Medicina Digestiva del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, el doctor Javier Crespo, que sitúa a este virus como la primera causa y al alcohol como la segunda.

Así lo ha expuesto el experto con motivo de la celebración la semana que viene en la capital cántabra del ‘VI Aula Abierta Multidisciplinar en Hepatología’, la cual es auspiciada por Gilead y cuenta con el aval de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH).

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludA juicio de Crespo, los nuevos medicamentos que SE ESPERAN en dos años, como sofosbuvir (Gilead), que mejora la eficacia y reduce los efectos secundarios en enfermos por Hepatitis C de genotipo 1 y 4 a través de vía oral y sin interferón, suponen “un salto cualitativo en las posibilidades de curación de los pacientes”, ya que superan una eficacia del 80 por ciento.

Además, su introducción va a suponer que, en los próximos años, “menos pacientes necesiten un trasplante”, así como que se evite el problema tradicional de la recaída de la enfermedad, confirma. De hecho, en algunos pacientes que se encuentran en etapas poco activas de la patología, “no se les está tratando para esperar a estos fármacos”, indica.

Ahondando en el evento a celebrar en Santander, el experto indica que éste servirá para que los profesionales tengan más posibilidades de interactuar con los expertos, además de para que estos últimos informen sobre las citadas nuevas moléculas con las que están experimentando.

CADA AÑO MUEREN 10.000 ESPAÑOLES POR ESTAS ENFERMEDADES

Según Crespo, cada año mueren en España 10.000 pacientes por causa hepática, cifra que, en la actualidad, “es difícil revertir”, ya que los hígados que se donan al año son un millar. A ello se une el hecho de que el porcentaje de enfermos no diagnosticados supera el 50 por ciento del total, y es que las hepatitis B y C “muchas veces son asintomáticas”, expone.

A tenor de ello, apuesta un cribado “dirigido por grupos de riesgo y edad”, ya que éste “es muy sencillo y eficaz a través de un análisis de sangre”. En la misma línea se muestra el jefe adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), el doctor José Luis Calleja, que cree que este problema se paliaría con un Plan Nacional de Enfermedades Hepáticas.

Para el también miembro de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), éste es “necesario”, ya que “el pico de incidencia de estas enfermedades se espera en 5 ó 10 años”. Además, con él, se ahorraría dinero al sistema “a medio y largo plazo”, señala.

Tal es así porque el coste medio de un paciente trasplantado “supera los 150.000 euros”, mientras que el enfermo de hepatocarcinoma “necesita tratamientos de muy alto coste”, asegura Calleja. A ellos se unen otros pacientes hepáticos, como los que tiene hepatitis B o enfermedad hepática por depósito de grasa.

Todo ello debe ir en pro del diagnóstico y tratamiento de los pacientes de enfermedad hepática, la cual está viendo como crece “su morbimoratalidad”, concluye.

Fuente: medicinatv.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies