La autoestima es la percepción que cada uno tiene de sí mismo, lo cual abarca muchos aspectos diferentes. Hay casos en que esta visión personal se distorsiona creando una imagen que está por debajo de la realidad personal, a lo cual se le llama tener baja autoestima, es decir, no valorarse en la medida de lo justo potenciando únicamente los aspectos negativos de cada uno.

Desarrollo de la personalidad 

Cada individuo tiene una personalidad única que responde a diversos factores tales como historia de vida, carácter, temperamento, familia, ámbito social en el que se desarrolla, estudios, entre otras cosas. Todo esto va moldeando a la persona para que se vaya conformando la personalidad que lo acompañará en su vida.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludUna característica personal muy importante es la seguridad ya que de esto dependerá el grado de autonomía para conducirse en su vida y en qué medida los demás influirán en la baja autoestima del individuo. Hay que partir de la base de que nadie es perfecto, todas las personas tienen virtudes y defectos pero lo importante es poder relativizarlos para no crear una falsa estima de uno mismo.

Construcción del espíritu crítico

El espíritu crítico es muy importante para poder establecer juicios de valor sobre la realidad externa e interna del individuo sin permitir que las subjetividades, los miedos y los deseos, distorsionen esta mirada. Es una forma de mantener un criterio coherente donde no se exagere el impacto de determinados factores, sino que se relativicen en relación al resto.

Fortalecimiento del autoestima 

Cuando una persona tiene baja autoestima continuamente se valora por debajo de su realidad, es decir, se siente menos que otros o insignificante frente a otros. Hay una necesidad de compararse pero sin mantener un criterio coherente ya que de antemano todo lo de los demás será evaluado como superior.

Consejos que pueden ayudar a recuperar una baja autoestima son: no evaluar constantemente lo que uno hace un función de modelos que se consideran superiores. En todo caso, si surge esa necesidad, compararse con uno mismo y valorar los logros por más mínimos que sean en vez de concentrarse en lo negativo.

También es bueno hacer actividades en la que el sujeto se sienta seguro ya sean deportivas o intelectuales que generarán satisfacción personal ayudando a revertir la baja autoestima. Formar parte de grupos sociales no muy numerosos donde se puedan generar vínculos de confianza, también es recomendable para que el individuo refuerce su seguridad. Es importante evitar pensar todo el tiempo de forma compulsiva en cosas que le hagan daño a la persona o recordar momentos desagradables.

Muchas veces quienes tienen baja autoestima tienden a buscar aspectos negativos en todo como una forma de reafirmar su estado depresivo, es por eso que se debe trabajar en reafirmar lo bueno de sus vida y relativizar lo malo sin considerarlos fracasos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies