El 18 de octubre es el Día Mundial de la Menopausia. Se calcula que en España existen unos 6,5 millones de mujeres que ya han llegado a esta etapa de su vida; esto significa que cada año alrededor de 250.000 mujeres alcanzan esta edad, en la que son frecuentes molestias y síntomas diversos producidos por el descenso paulatino de la producción de estrógenos.Hasta la fecha, la principal alternativa médica para combatir y prevenir los síntomas era la terapia hormonal sustitutiva pero sus contraindicaciones y riesgos están limitando en gran medida su prescripción. Desde hace unos años la medicina está abriendo nuevas perspectivas en las terapias, tanto para los síntomas más inmediatos, como los sofocos, como en la importante necesidad de preservar la salud ósea. Estas alternativas pasan por los moduladores selectivos de los receptores de estrógenos (conocidos como SERM) de origen vegetal.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la SaludÚltimamente se han publicado estudios prometedores sobre la eficacia de compuestos basados en el Tofu (soja fermentada), donde los principales principios activos son los fitoestrógenos lignanos y cumestanos. Estos fitoestrógenos, aunque no son hormonas y presentan una estructura química diferente, actúan sobre los receptores estrogénicos como un modulador selectivo. Es decir, ofrecen los beneficios de la terapia hormonal sustitutiva, pero sin los riesgos que esta conlleva.

Los lignanos y cumestanos activan (acción agonista) o bloquean (acción antagonista) los receptores estrogénicos dependiendo del tejido en que se encuentre el receptor. Son un tratamiento adecuado para las mujeres con menopausia porque poseen efectos positivos similares a al estrógeno sobre el hueso, el corazón y la dilatación de los vasos, causantes de los sofocos. Pero carecen de efecto sobre tejidos como el de mama y útero, en los cuales se desencadenan complicaciones. Los Laboratorios SEID ofrecen en el mercado español un compuesto activo, el DT56a, basado en estos fitoestrógenos, bajo el nombre de FEMARELLE.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies