Dormir una cantidad de tiempo inadecuada podría activar los genes relacionados con la depresión, informan unos investigadores en la edición del 1 de febrero de la revista Sleep.

Un estudio contó con más 1,700 adultos gemelos. En las personas que dormían una cantidad de tiempo normal (de 7 a casi 9 horas por la noche), la influencia genética sobre los síntomas de depresión fue del 27 por ciento frente al 53 por ciento entre los que dormían solo 5 horas por la noche, y al 49 por ciento de los que dormían 10 horas por la noche.

El riesgo de depresión podría aumentar si se duerme en exceso o demasiado poco

«Tanto la duración demasiado corta como la excesivamente larga del sueño parecen activar los genes relacionados con los síntomas de depresión», comentó en un comunicado de prensa de la revista el investigador principal, el Dr. Nathaniel Watson, profesor asociado de neurología y codirector del Centro de Medicina del Sueño de la Universidad de Washington en Seattle.

Asegurarse de que los pacientes duermen una cantidad óptima de tiempo podría ser una manera de aumentar la efectividad de los tratamientos para la depresión, añadió.

El segundo estudio contó con más 4,100 jóvenes de 11 a 17 años de edad. Halló que dormir 6 o menos horas por la noche aumentaba el riesgo de depresión mayor, que, a su vez, aumentaba el riesgo de dormir demasiado poco.

«Estos resultados son importantes porque sugieren que la falta de sueño podría ser un precursor de la depresión mayor en los adolescentes, ya que se produce antes de que aparezcan otros síntomas de depresión mayor y otros trastornos del ánimo adicionales», comentó en el comunicado de prensa el investigador principal, el Dr. Robert Roberts, profesor de ciencias de la conducta en la Facultad de Salud Pública del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

«Las cuestiones sobre los problemas para conciliar el sueño y las horas que se duermen deberían formar parte del expediente médico de los adolescentes con un cierto riesgo», añadió.

«Dormir de forma saludable es una necesidad para el bienestar físico, mental y emocional», señaló en el comunicado de prensa el Dr. M. Safwan Badr, presidente de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine). «Esta nueva investigación hace hincapié en que podemos invertir en nuestra salud si priorizamos el sueño».

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la Salud

Fuente: elpais

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies