Existen una serie de ejercicios que, sin necesidad de salir de casa, ayudan a tonificar los muslos de forma simple, eficiente y práctica.

Ante los distintos cambios que se viven en el mundo actual, la salud es una de las prioridades de cada persona. El buen semblante fruto de una vida saludable es, a su vez, una buena carta de presentación ante los demás. Mantener una buena figura, hacer ejercicio y tonificar los muslos; son la mejor manera de cuidar nuestro organismo y también ayudan a mantener una autoestima alta.

Tonificando los muslos

Independientemente de ser hombre o mujer, los ejercicios para tonificar los muslos no debe faltar en la rutina. Las piernas son el sostén del

cuerpo por eso dedicarles unos minutos al día para fortalecerlas y tonificarlas es de vital importancia para una vida sana.

MEDI-OFFICE, Servicio de Atención Telefónica para Profesionales de la Salud

Lo primero que se debe hacer es disminuir el consumo de calorías, practicar deportes como la natación, patinaje, ciclismo y subir por las escaleras. Esta secuencia está recomendada para tonificar los muslos, si se desea desarrollar la masa y aumentar el volumen se debe exigir más y en mayor número.

Ejercicios

El ejercicio más común es el de las sentadillas con barra. Consiste en ubicar la barra detrás de la cabeza elevando levemente los hombros para que la barra tenga una posición horizontal y tomarla con las manos pegadas a la cabeza, mantener la mirada hacia el frente, separar las piernas a la altura de los hombros, flexionar las piernas llevando la cadera hacia atrás y abajo, para luego extenderlas nuevamente y repetir unas 20 veces al día.

Una forma simple de tonificar la parte trasera de los muslos sin necesidad de ir a un gimnasio es ubicar las manos y los pies en una superficie plana, estirar una pierna y hacer círculos en forma de reloj, unas 20 veces por cada pierna.

Para trabajar de forma completa y tonificar los muslos se debe realizar los ejercicios conocidos como “tijeretas” que consisten en recostarse con las piernas juntas y estiradas en una superficie plana, apoyar la cabeza en un brazo estirado y usar el otro como apoyo a la nuca, estirar la pierna hasta donde se pueda repitiendo 20 veces para cambiar de lado.

Fuente: www.utilidad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies